Páginas vistas en total

lunes, 8 de junio de 2015

Y no te olvides de... RESPIRAR...

Estamos llegando al final del curso, parece mentira ¿eh?
Nuestros niños y niñas han crecido un año más, seguro que podemos identificar grandes diferencias entre ellos desde el día de comienzo de curso a ahora. Se han hecho un poquito más mayores...

Hace una semana que los de 5 se graduaron, ya pasan a Primaria, ¡eso sí que es un cambio! Entre emociones, nervios y risas, nos demostraron que son capaces de aprender y recitar su parte de poesía ante un montón de padres y madres, ¡bravo por ellos!
Y eso que en los momentos previos hubo alguno que me dijo que "casi se desapunta" porque estaba muy nervioso, je, je.  Al final no se desapuntó, y lo hizo fenomenal.

Yo llevaba varios días diciéndoles: "no os olvidéis de respirar", y ellos me miraban con sorpresa, como diciendo "¿cómo no vamos a respirar? nos moriríamos".

Sin embargo, quiero insistir en la idea de la respiración. Y es que ¿cuántas veces hemos dejado de respirar adecuadamente y nos ha costado algún disgustillo?, por ejemplo cuando vamos conduciendo y alguien comete una infracción delante nuestra, o cuando estamos haciendo cola y alguien se deja caer delante de nosotros como si estuviera ahí desde antes que nosotros, o cuando nuestro hijo o hija no obedece y pensamos que nos está echando un pulso... Son muchas veces las que interrumpimos momentáneamente la respiración y es ahí cuando dejamos de pensar con claridad.

Tenemos que saber que la respiración nos ayuda a reposar nuestro cerebro ancestral, el instintivo, que funciona por impulsos sin pensar. Si dejamos rienda suelta a este cerebro la mayor parte de las veces nos habremos equivocado. Sobre todo en la tarea de educar, ardua y de largo recorrido, que necesitamos sobre todo resistencia y mucha, mucha paciencia.

Así que en esta entrada me permito deciros lo mismo que les decía a los niños: "No te olvides de respirar", y os dejo un regalito para que veamos los efectos de la respiración. Un corto para frenar la ira y hacernos pensar más antes de actuar.

¡Feliz verano familias!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.