Páginas vistas en total

sábado, 7 de enero de 2017

La Estimulación del Lenguaje en la Etapa Infantil

En el siguiente artículo vamos a desarrollar cuatro puntos clave relacionados con la estimulación en el lenguaje. Estos puntos son: la importancia que tiene la estimulación en el lenguaje, las consecuencias o repercusiones de la falta de esta en los niños, algunas actividades a trabajar con los niños para mejorar su lenguaje y unos consejos o pautas a tener en cuenta para ayudar a mejorar el desarrollo lingüístico de los niños.

Antes de comenzar a exponer los aspectos citados anteriormente, es necesario hacer una pequeña explicación de lo que es la estimulación, para conocer la idea y tener un conocimiento de dónde partimos y hacia dónde queremos llegar. También hay que dar una pequeña definición de lenguaje.

La estimulación es la actividad que se le concede a los seres vivos para un buen desarrollo o funcionamiento. Se observa por medio de estímulos. Se realiza mediante una serie de ejercicios y juegos con la intención de proporcionar una serie de estímulos repetitivos, de manera que se potencien las funciones cerebrales. La estimulación del lenguaje en la etapa infantil es muy importante, puesto que les permitirá a los niños realizar un aprendizaje escolar adecuado, sobre el que se fundamentarán todos los conocimientos posteriores. Además, las conexiones neuronales del lenguaje dependen de la cantidad de estimulación que reciba el niño.


El lenguaje es una característica propia del ser humano y a través de él las personas expresan sus sentimientos, emociones e ideas. Todas las estructuras nerviosas inician su proceso evolutivo desde el nacimiento y tienen gran desarrollo entre los 2 y 5 años. El desarrollo del lenguaje requiere de procesos de madurez neurológica, fisiológica y perceptiva, sin embargo el entorno inmediato que rodea al niño será el detonante de dicha habilidad. El lenguaje son todas las ideas para darnos a entender y comprender lo que otros dicen. A partir de aquí, cualquier alteración en este proceso provocaría una patología del lenguaje y repercusiones en el ámbito emocional, personal y social.

Un niño que crece en un ambiente estimulante y con vínculos socio-afectivos tendrá mayores posibilidades de desarrollar habilidades lingüísticas y comunicativas apropiadas. La familia y la escuela son agentes socializadores determinantes para la estimulación y fortalecimiento del lenguaje de nuestros niños y se requiere de su participación activa. Cuando no existe relación ni comunicación entre un niño y los adultos, el desarrollo de las capacidades comunicativas se detiene, por lo que es necesario, además de las facultades biológicas para el habla, contar con un medio social apropiado.

Por esto es necesario que los padres adopten algunas pautas para ayudar a estimular y facilitar el desarrollo óptimo del lenguaje verbal de su hijo, asegurando un proceso de adaptación y ajuste al medio.

  • Es importante estimular el lenguaje porque:
  • Es una herramienta para pensar.
  • Ayuda al desarrollo de la inteligencia.
  • Desarrolla nuestra capacidad de análisis.
  • Facilita la comprensión y resolución de problemas.
  • Ayuda a entender las emociones.
  • Es un instrumento fundamental para las relaciones sociales, y por tanto para el desarrollo social y afectivo.
  • Está ligado al desarrollo cognitivo.

Cuando esto no se logra, debido a causas de sobreprotección, la falta de estimulación, daños emocionales o falta de maduración cerebral, entre otras, el niño presentará un desarrollo del lenguaje no adecuado. Se ven características observables como poco vocabulario, habla incomprensible, la no pronunciación de ciertas letras, la ausencia de estructuras claras en oraciones, etc.

Para estimular el lenguaje en los niños es importante que ellos estén motivados y que interactúen con otras personas. Desde los primeros meses de vida los padres deben estimular a los niños por medio de estímulos como las sonrisas, ruidos que a los niños les gusten, y motivarlos a producir con su propia lengua y labios, vocalizaciones e imitación de sonidos producidos por los adultos y las cosas que los rodean.

A través del juego se puede realizar la estimulación del lenguaje en los niños, ya que el juego y el lenguaje van unidos de la mano, pues cada vez que los niños están jugando reproducen sonidos y se habla constantemente. Cuando los niños ya tienen un poco de su lenguaje desarrollado comienzan a jugar con el lenguaje, por ejemplo deforman los sonidos, hablan con los labios juntos o con la boca abierta, dicen palabras al revés, etc., todo ello está aportando a la estimulación y la adquisición del lenguaje oral.

Al realizarse actividades ligadas de forma directa con la expresión oral (narraciones, dramatizaciones, juegos de rol, juegos de palabras, adivinanzas, canciones, poesías, etc.), se estimula directamente el lenguaje de los niños.

Algunas de las actividades que se pueden realizar con los niños con la meta de llevar a cabo la estimulación del lenguaje son:

  • Cuando el niño esté jugando con algún muñeco, puede nombrarle cada parte del cuerpo del muñeco, señalarla y tocarla. Después le nombraremos una parte del cuerpo y el niño debe señalarla y tocarla en su propio cuerpo. También nos señalamos y tocamos nosotros una parte determinada y debe ser el niño quien diga el nombre de esa parte.
  • Muéstrele al niño varios objetos con diferentes colores y pídale por ejemplo que le dé “el plátano amarillo”, “el coche rojo”. Después se le suprime una parte, o el color o el nombre del objeto, y finalmente será el niño quien haga las peticiones al adulto.
  • Léale un cuento que tenga dibujos vistosos, luego se le pide que mencione a los personajes y que explique qué hacen en los dibujos. Después de leer el cuento pídale al niño que invente un título, o el final del cuento.
  • Emplear juegos y canciones para estimular el reconocimiento de sonidos.
  • Jugar a nombrar vocabulario según diversas categorías: partes del cuerpo, prendas de vestir, animales domésticos, frutas, medios de transporte, etc.
  • Realizar preguntas como ¿para qué sirve un…………. (objeto)? ¿dime una cosa que sirva para…….(utilidad)?
  • Jugar a preguntar: efecto-causa y causa-efecto sobre acciones cotidianas (ejemplos: ¿por qué se enciende la luz? ¿por qué se llama a la ambulancia? ¿qué pasaría o qué tienes que hacer si te cortas? ¿qué pasaría o tienes que hacer si hay fuego en casa?).
  • Además los adultos tenemos que conocer algunas pautas o consejos a la hora de estimular el lenguaje en los niños:
  • Es importante respetar el ritmo personal del niño cuando se expresa. Cada niño sigue su propio ritmo, nos puede servir de orientación, pero no son reglas fijas.
  • No interrumpir al niño cuando este contando algo.
  • No anticiparse a las respuestas aunque el niño tarde en darlas, es decir, hay que estimular pero respetando sus tiempos.
  • Si el niño comete errores en su lenguaje, no se ría, estimúlelo repitiendo constantemente la expresión. También se puede utilizar el método de corrección indirecta de las palabras del niño, respondiéndole frecuentemente, repitiendo sus frases, corrigiendo las palabras mal dichas y añadiendo las que no dice, pero siempre después de que él haya acabado de hablar.
  • Utilizar un lenguaje claro y adulto, evitando los diminutivos y el lenguaje infantilizado.
  • Acostumbrar al niño para que aprenda a escuchar y que él también sea escuchado. A mirar a los ojos de la persona que habla, a no interrumpir a los demás hasta que no hayan acabado su discurso.
  • Cuidar el lenguaje, los niños aprenden por imitación, aprenden a hablar y a expresarse imitando a las personas cercanas que escuchan.
  • Hablar despacio, con entonación, utilizar expresiones y palabras para que los pequeños las aprendan.
  • Hablar al niño de frente, despacio para que vea los movimientos de la boca.

En definitiva lo que se pretende es que el niño sea estimulado lo antes posible para que su desarrollo lingüístico no se vea afectado. Con la labor conjunta de todos será más fácil conseguir una buena expresión oral en el niño.


Este artículo ha sido escrito por: 
ROCÍO PLAZA RODRÍGUEZ (Logopeda)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.