Páginas vistas en total

miércoles, 21 de diciembre de 2016

En estas Navidades no nos olvidemos de lo importante

Parece que fue ayer cuando iniciamos el nuevo curso y ya nos encontramos preparando la Navidad , por fin llegan las deseadas vacaciones navideñas, tiempo para descansar, disfrutar, y sobre todo para pasar tiempo con los nuestros.

Desde el Departamento de Orientación no queremos dejar pasar la oportunidad de desearos una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

Durante el día a día, a veces, no tenemos tiempo de disfrutar de nuestros pequeños, de hacer cosas juntos sin prisas, sin horarios, sin agenda.

Deseamos de todo corazón que estas navidades sean especiales y a la vez diferentes intentando pasar más tiempo con vuestros hijos, fomentando la comunicación y el tiempo en familia, realizando actividades conjuntamente, más allá de los meros juguetes como medio de diversión.

Es importante que a edades tempranas potenciemos el buen hábito de hablar, compartir, y escuchar a nuestros hijos, si empezamos a trabajarlo a estas edades  vamos a ir construyendo un entorno de confianza y diálogo con los niños, que sin duda alguna, será esencial para su desarrollo posterior tanto a nivel emocional como cognitivo.

Los adultos somos modelos para los más pequeños, somos referenciales en el modo de actuar e incluso de pensar, de ahí la importancia que tiene a nivel psicológico el propiciar un buen clima familiar a nuestros hijos, basado en una comunicación sana y abierta. Donde predomine la expresión de sentimientos, así iremos construyendo nuestra autoestima y autoconcepto para desarrollarnos como individuos plenos en una sociedad cada más compleja y cambiante.

Y es en ese sentido que hemos de pensar en lo que realmente importa, ya que estas fechas nos arrastran en ocasiones a añadir más estrés, menos tiempo o peor tiempo, queremos haceros conscientes de la importancia del tiempo (del valor del tiempo). De cómo gastamos ese tiempo y qué hacemos quedará en el recuerdo de nuestros hijos e hijas mucho más permanente que cualquier juguete que puedan desear.

Con esa filosofía os compartimos un vídeo en el que se pone de manifiesto lo que nos pasa cuando nos vemos ante la tesitura de decidir de manera urgente qué regalaríamos a nuestros seres queridos... interesante reflexión... esperamos que sirva para no olvidarnos de regalar aunque no sea Navidad.


Este experimento nos demostró que si cambiamos la pregunta nos hace relativizar lo material frente a lo emocional y humano. Tenemos la oportunidad de reflexionar y decidir qué hacer con nuestro tiempo. Como ya sabemos, el mayor regalo para nuestros hijos somos nosotros, no esperemos más para disfrutar y regalarnos actividades en familia. 

¡Felices Fiestas! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.